Uanou
Cuatro razones para que tu director general participe en redes sociales
Uanou > Cuatro razones para que tu director general participe en redes sociales
No comments
Alberto Delgado

The-Social-CEO-Why-Execs-Should-Use-Social-Networks

Los máximos ejecutivos de las compañías solían ser, por motivos generacionales, bastante refractarios al uso de las tecnologías de la información. Incluso los más jóvenes o familiarizados con la tecnología normalmente no eran unos entusiastas de la participación en redes sociales. Esta situación, por motivos biológicos, cambiará. En cada vez más empresas, al igual que los Directores Generales tienen entre sus responsabilidades representar a sus compañías en el mundo offline o en los medios de comunicación, los máximos ejecutivos están adoptando el liderazgo social y apareciendo en las redes en primera persona. Las organizaciones esperan que sus máximos ejecutivos sean el primer embajador de sus marcas, pues este hecho redunda en una mayor percepción de autenticidad de los esfuerzos sociales de las firmas.

Sin embargo, la participación es todavía minoritaria. En España el 38% de los máximos ejecutivos colabora con contenido en la intranet corporativa, mientras que sólo un 12% lo hace en medios sociales públicos. Si contamos sólo como contribuidores a aquellos ejecutivos que lo hacen de manera sostenida, los datos serían aún más bajos. ¿Por qué esta baja participación de los CEO en redes sociales?

Cuando preguntamos a los Directores generales por qué no participan, ocho de cada diez declaran que perciben su colaboración social como una actividad con fuertes riesgos, por lo que se abstienen. La mitad de ellos, por otra parte, manifiesta desconocimiento y uno de cada tres declara no estar interesado en las redes sociales. Por motivos biológicos los máximos ejecutivos no son precisamente nativos digitales, pero esta situación cambiará con el tiempo, por lo que cada vez más veremos directores generales participando en redes sociales y conversando a través de ellas con clientes, socios, empleados, medios de comunicación y accionistas. Respecto a la frecuencia de interacción, es baja: la mitad de ellos sólo aporta contenido una o dos veces al mes mientras que sólo uno de cada tres lo hace con periodicidad semanal.

Cuatro razones por las que un CEO debe interactuar en redes sociales

  • Los CEO sociales aumentan el sentido de pertenencia de los empleados: Según un estudio de WeberShandwick, los máximos ejecutivos que son activos en redes sociales tienen empleados más identificados con la empresa. La satisfacción con su puesto de trabajo de los ejecutivos en estas empresas es también superior al que se presenta en aquellas en las que los CEO no tienen presencia social. 7 de cada diez empleados entrevistados querrían que su máximo ejecutivo tuviera mayor participación en redes sociales
  • Los CEO sociales generan sentimientos positivos sobre la empresa: Contradiciendo a la percepción de riesgo inherente a la presencia social, cuando preguntamos a medios de comunicación, clientes y accionistas sobre las sensaciones que la actividad social del CEO provoca, nos encontramos con sentimientos claramente positivos. Según el mismo estudio, la mitad de los encuestados manifiestan que los mensajes del CEO les inspiran, el 46% considera que la compañía tiene por ello una imagen de innovación, y uno de cada 3 se muestran orgullosos.
  • Las redes sociales permiten al CEO interactuar con los grupos de interés: Las redes sociales son un elemento democratizador de la comunicación, permitiendo al CEO interactuar sin intermediarios tanto con socios como con accionistas, medios de comunicación o clientes. Esta capacidad de comunicación horizontal es un gran activo que puede ayudar a la empresa a hacer llegar su mensaje directamente y de manera continua y significativa.
  • El CEO puede participar en las conversaciones existentes: Las conversaciones sobre la empresa van a producirse de cualquier modo, de manera que seguramente es un enfoque adecuado participar en ellas de manera directa y significativa. Sin embargo, no es menos cierto que esta participación no está exenta de riesgos.