Uanou
El Chief Digital Officer: ¿Una oportunidad para el CIO?
Uanou > El Chief Digital Officer: ¿Una oportunidad para el CIO?
No comments
Alberto Delgado

20150108_CDO_644x300

Aunque todavía son minoría, son muchas las empresas que están planteándose crear la función del Chief Digital Officer como una figura que lidere e integre las iniciativas de transformación digital. Según el CDO Club, más de 1000 empresas mundiales tienen un CDO reconocible, y la cifra se dobla cada año. La pregunta que nos asalta es ¿pero no sería el CIO quien tendría que liderar esa transformación? La oportunidad está ahí, pero la realidad es que el CIO no está cubriendo esa función, al menos no mayoritariamente.

 

El Chief Digital Officer

El Chief Digital Officer es el estratega digital responsable de liderar la definición de la estrategia de digitalización de la compañía e impulsar el correcto despliegue de la misma. El CDO es el responsable de liderar, integrar y coordinar el proceso de transformación digital de la organización en los 12 dominios de digitalización, coordinando los proyectos de transformación digital de las diferentes áreas, estableciendo prioridades, aunando esfuerzos, y liderando iniciativas que involucren a diferentes áreas de negocio desde su posición transversal.

 

El CDO, por tanto, deberá proporcionar luz a la compañía en la definición de su estrategia de presencia online, impulsar las iniciativas analíticas, fomentar la digitalización de los procesos y la capacitación digital del personal… En suma, una tarea hercúlea.

 

Las siguientes son algunas de las responsabilidades del CDO:

  • Definir y comunicar la misión y visión digital de la compañía: Orquestar la definición de la estrategia digital de la compañía en los 12 dominios de digitalización en colaboración con el Comité de Dirección, y asegurar que se comunica a lo largo y ancho de la organización.
  • Conseguir el compromiso de todas las áreas funcionales con la estrategia digital: Recabar adhesiones y conseguir alianzas para que todas las áreas tengan una visión común y compartida de la estrategia digital
  • Asegurar que la compañía se mantiene actualizada en las tendencias tecnológicas y de negocio relacionadas con la digitalización
  • Impulsar y controlar el alineamiento de las inversiones en tecnologías y otros activos digitales con la estrategia corporativa
  • Diseñar e implantar indicadores de rendimiento de la compañía en el ámbito digital
  • Impulsar alianzas con la industria para el desarrollo conjunto de iniciativas de digitalización.

 

Sólo un 3% de las compañías españolas tiene un CDO, porcentaje que asciende a un 5% en Estados Unidos. aunque ya son casi la mitad las que se plantean tenerlo. Un 11% de las empresas en España observan el fenómeno con interés y se plantean incorporar la figura en un futuro próximo, el triple en las americanas. Los porcentajes están creciendo lenta pero inexorablemente.

El perfil más usual del CDO es el de un ejecutivo de marketing y ventas con fuertes conocimientos tecnológicos, más que el de un directivo de sistemas de información con visión de negocio. Sin embargo, convertirse en el CDO es una estupenda oportunidad para Directivos TIC que deseen centrarse más en el negocio. A pesar de que las iniciativas de digitalización pueden ser de automatización de procesos o de analítica operacional, rara vez el CDO proviene de operaciones.

El CDO es un puesto temporal, el CIO no

Mi planteamiento es que el CDO es una posición coyuntural, y que sus funciones serán asumidas por otros directivos a medio-largo plazo. Dentro de 10 años, lo digital estará intrínsecamente inmerso en el corazón del negocio, y la figura de un CDO explícito no será necesaria. Sin embargo, si es el CIO quien lidera las iniciativas de transformación digital, su posición queda enriquecida con un carácter estratégico permanente. Los CIO tienen ante sí una gran oportunidad de liderar, de la mano de marketing, la transformación digital, otorgando un carácter más estratégico a su función. Los CIO deben pues adoptar una posición activa en el proceso de transformación digital, asumiendo, explícita o implícitamente, la función del CDO.