Uanou
Las competencias digitales: La divergencia
Uanou > Las competencias digitales: La divergencia
No comments
Alberto Delgado

En un post anterior hablamos sobre las 7 competencias digitales

competencias

En próximos posts vamos a ir presentando esas competencias una a una. Empezaremos por la D en la palabra DIGITAL, la Divergencia.

Definición

 

La divergencia es la capacidad de un individuo u organización para generar mediante un impulso creativo alternativas viables de solución ante un problema dado.

Casi todos los diccionarios de competencias incluyen, de una u otra manera, la capacidad analítica y el pensamiento conceptual. El pensamiento analítico es la capacidad de extraer conclusiones seleccionando la más correcta de entre un conjunto de alternativas. Los directivos nos hemos especializado en identificar el problema y las alternativas de solución y valorar cada una de esas alternativas para seleccionar la mejor en base a unos ciertos criterios. Es lo que llamamos el pensamiento convergente. El pensamiento convergente es muy bueno para decidir la mejor alternativa cuando éstas están definidas. Sin embargo no proporciona buenos resultados cuando de lo que se trata es de generarlas. En la lógica convergente, el directivo “poda” mediante un análisis objetivo las alternativas para seleccionar la rama más prometedora, la que esperamos dé el mejor fruto. La innovación, sin embargo, empieza por generar alternativas viables de solución. El colaborador digitalmente competente tiene que evitar restringir su pensamiento a un conjunto limitado de posibilidades, y necesita generar alternativas en tanta o mayor medida que eliminarlas. Si en el pensamiento analítico tradicional la tarea del colaborador es clarificar el futuro seleccionando el camino correcto (convergiendo), en el mundo digital, enloquecedoramente cambiante, es preciso captar las señales del cambio, amplificarlas para hacerlas relevantes e imaginar alternativas. Sólo después, cuando nuevas alternativas han sido formuladas, el líder debe darles sentido convergiendo a uno o varios futuros posibles.

 

El colaborador digitalmente competente necesita la divergencia como una herramienta fundamental porque la disrupción es cada vez más acelerada y tenemos que anticiparnos a su ocurrencia. Dicho de otro modo, necesitamos que nuestras organizaciones tengan, además de buenos analistas que extraigan lo relevante de un conjunto amplio de opciones, colaboradores que sean capaces de anticipar o generar esas opciones, para imaginar futuros posibles o para encontrar soluciones creativas a los problemas de nuestros clientes.

 

El individuo digitalmente competente es exhaustivo en la búsqueda de todos los puntos de vista respecto a una cuestión y cuestiona el statu quo de manera persistente y sistemática, interrogándose sobre la validez de las asunciones universalmente aceptadas. No se conforma con la primera versión de la solución y trabaja para generar alternativas, aceptando además que el análisis posterior de las mismas pudiese descartar esas opciones.

 

Indicadores de la competencia

  1. Es creativo en la generación de ideas y conceptos
  2. Propone alternativas nuevas o nuevos puntos de vista
  3. No se pone nervioso por la voluntad de llegar rápidamente a la solución buscada
  4. Es capaz de desarrollar nuevas soluciones a los problemas
  5. Nunca se conforma con una única alternativa y busca nuevas opciones
  6. No se conforma con el conocimiento organizativamente aceptado
  7. Se cuestiona el statu quo y el pensamiento tradicional
  8. Es muy exhaustivo en la búsqueda de todos los ángulos de una cuestión
  9. Se encuentra cómodo cuando tiene diversas alternativas
  10. Cuestiona la validez de la solución más obvia a un problema

 

Cómo desarrollar la competencia

La divergencia se desarrolla divergiendo. Y la divergencia debe ponerse en juego de manera sistemática. En nuestros procesos de innovación o de mejora debe existir un tiempo para divergir y un tiempo para converger. En este sentido son prácticas útiles:

  1. Lleva a cabo talleres de divergencia y talleres de convergencia, que ocurran de manera secuencial y consecutiva, pero separada. En el taller de divergencia lo que hacemos es buscar alternativas, de manera análoga a como se lleva a cabo un brainstorming. La sesión de divergencia es tanto más exitosa cuantas más alternativas viables e inteligentes se generen.
  2. Utiliza las técnicas de la ideación en el pensamiento creativo. Técnicas de traslación pueden ayudarnos a pensar de manera lateral, generando nuevas realidades o puntos de vista. Edward de Bono, en su libro “New Think: The use of lateral thinking” nos presentó hace ya casi medio siglo diversas técnicas para ello, como las provocaciones, las analogías, el método de inversión o el fraccionamiento.
  3. No te conformes con la versión aceptada por la organización. Busca nuevos enfoques y alternativas
  4. No busques rápidamente la solución. Date tiempo para buscar alternativas antes de lanzarte a encontrar la respuesta final.